Desde hace más de 25 años, lleva Comercial Hispano Recambios S.L., vendiendo y distribuyendo recambios para turismos y vehículos industriales a lo largo y ancho de la extensa provincia de Ciudad Real.

A lo largo de este tiempo, y atendiendo diariamente cientos de llamadas hemos acumulado mucha experiencia, lo que se ha traducido en la indudable profesionalidad y saber hacer de cada uno de los componentes de nuestro equipo.

Tenemos los mismos productos e incluso mayor variedad de fabricantes que cualquier competidor nuestro, encontramos soluciones donde otros no las ven, y ofrecemos precios competitivos, lo que nos hace seguir estando en el mercado como uno de los referentes principales del recambio en nuestra provincia.

Pero lo que de verdad nos hace grandes, diferentes y en definitiva, mejores, es nuestra gente. Nos orgullecemos del equipo de personas que forman esta empresa, y que cada día con su trabajo y su esfuerzo dan un excelente servicio a nuestros clientes. Nos hacen seguir vivos y con ilusión.

Estamos llenos de energía y con la cabeza repleta de planes y sueños, para seguir en movimiento, para no estar quietos, para seguir aprendiendo y formándonos, con los ojos puestos en el futuro. Un futuro en el que queremos ser cada día mejores, con el fin de poder dar el mejor servicio y que los clientes sigan premiándonos con su confianza y fidelidad.

Todo ello sin perder nuestra esencia y siendo nuestro pilar y valor esencial, la empresa familiar. La empresa familiar como concepto, como filosofía, porque entendemos la familia como símbolo de unidad, de cuidado mutuo, de crecer y cumplir años juntos, de apoyo, de confianza, y ese es el tipo de relación que queremos tener tanto entre los miembros de nuestra empresa, como con nuestros clientes. Porque por muy grande que Comercial Hispano llegue a ser, o por muchos ceros que facture , nació de algo pequeño que se fue mimando como a un hijo hasta que creció y se hizo fuerte.Y nosotros no queremos perder esa esencia del mimo, del cuidado mutuo entre compañeros y de la cercanía con los clientes. En nuestra casa ni los trabajadores ni los clientes son un número. Porque ser una empresa familiar no es nada negativo, sino todo lo contrario. No tenemos complejos.

Esta es la visión de negocio que desde siempre, su fundador, Antonio Carrillo, ha tomado como bandera para caracterizar a Comercial Hispano. No nos ha ido nada mal, y seguro que en el futuro seguirá siendo así. El esfuerzo y el trabajo diario junto con una ética intachable nos ayudarán a ganarnos la confianza de más clientes cada día. No os fallaremos.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información